Noticias

Foto blog

BENEFICIOS ECONÓMICOS DE LA SEPARACIÓN MECÁNICA DEL PURÍN

Óscar Toledano. Coordinador de marketing en Rotecna

Los análisis comparativos entre el purín inicial respecto las fases líquidas y sólidas separadas en una explotación nos muestran las ventajas que ofrece la separación mecánica al mejorar la aplicación y cualidades fertilizantes del purín. Además, comporta unos beneficios económicos que hacen del separador una gran inversión.

Fase líquida

Reducimos un 19 % el volumen del purín líquido a transportar (coste estimado de aplicación de 2,00 EUR/m3).

Reducimos un 4 % el contenido de nitrógeno total Kjeldahl (NTK, del 0,50 % al 0,48 %), por lo que se aumenta la cantidad de purín que se puede aplicar por hectárea en fertilización nitrogenada. No obstante, también aumenta la proporción de nitrógeno inorgánico (NH3, amoníaco) un 6 % (del 0,35 % al 0,37 %). Este es el que las plantas absorben directamente, por lo que mejoramos de manera significativa la fertilización de cobertura (la que se realiza sobre el cultivo ya nacido, cuando sus necesidades de nitrógeno son máximas).

Se reduce un 18 % la composición de fósforo (P2O5, fosfato, del 0,39 % al 0,32 %), por lo que reducimos la cantidad de fósforo aportada por unidad de nitrógeno.

La ausencia de sólidos de gran tamaño lo hace ideal para la aplicación con manguera o inyectores, de forma que se aplica más homogéneamente y se reducen el tiempo y coste de aplicación.


Fase sólida

Generamos un sólido compostable de alto valor añadido con una alta concentración de nutrientes, especialmente de nitrógeno orgánico (N.O.) y fosfato (P2O5), que lo hacen ideal como fertilizante de fondo (el que se aplica en el cultivo antes de la siembra). Tras un proceso de compostaje de tres a seis meses, que supone una reducción del 50 % de la masa, se puede llegar a comercializar como enmienda orgánica a un precio de mercado que, según zonas, oscila entre 10 y 20 EUR/T.

Si extrapolamos estos datos a una granja tipo de 7.000 plazas de engorde de 20 a 110 kg, se obtienen los resultados representados en la siguiente tabla de costes.


Conclusión

Con una aplicación de purín separado mecánicamente a 170 kg N/ha (máximo para zona vulnerable con cereales de invierno) necesitaríamos 193 ha de tierra de cultivo en lugar de 247 ha. Ello supondría unos costes anuales de aplicación, operación y mantenimiento de 15.210 EUR en lugar de 16.800 EUR, y se generaría un beneficio de 11.700 EUR por la venta del compost.

Con esto se consigue un ahorro de unos 1'90 EUR/plaza/año para amortizar la instalación y se necesita un 22 % menos de tierra de cultivo para la gestión de los purines líquidos.

La separación se populariza como principal sistema de valorización de purines

Dos años después de su lanzamiento, el separador sólido-líquido de TecnaPur se afianza como un producto altamente eficiente para el tratamiento de purines por su rendimiento, bajo coste de operación y beneficios aportados.

Ganaderos de todo el mundo están invirtiendo en esta tecnología para valorizar las deyecciones ganaderas, convirtiendo un problema en un beneficio y fomentando la economía circular.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK +info